Praga Viena y Budapest.

Praga, Viena y Budapest son, probablemente, las tres ciudades más importantes de Centroeuropa y, debido a su proximidad y buena comunicación, te las ofrecemos en un solo viaje.

Un recorrido por el arte y la historia de las Ciudades Imperiales de la vieja Europa, En la capital checa no debemos dejar de dar paseo por el Puente Carlos, uno de los símbolos de la ciudad; en Budapest el Bastión de los Pescadores, la Iglesia de Matías y en Viena la

Staatsoper, la elegante Ópera de la capital del Imperio Austro-Húngaro.

9 días de viaje para conocer y disfrutar de tres de las ciudades más importantes del turismo en Europa.

prahaviennabudapest

El imperio Austrohúngaro.

Más información de otros viajes aquí.

Mayday Mayday

Bueno ya he terminado el trekking, maravilloso. Hoy nos hemos metido una paliza de las buenas y tengo las rodillas algo cargadas de tanta bajada, de vez en cuando nos mirábamos Kalam y yo y nos reíamos de lo cansados que estábamos. He buscado un lodge cercano al aeropuerto, para llegar mañana sin problemas, pero tan cercano que si me tiro por la ventana caigo en la pista de despegue y aterrizaje. Desde mi habitación veo todo el aeropuerto, parezco el capitán en un poteaviones, bueno de un porteaviones pero con otra tecnología, aquí más que aviones parecen furgonetas con alas y mas que porteaviones sería un barco, un barco que se estaría hundiendo porque la pista de despegue es algo cortita y está cuesta abajo, bueno y ya que estamos describiendo el asunto, termina en un precipicio. Hay sitio para cuatro aviones y dos de ellos están ocupados por aviones rotos.Vamos que tiene una pinta estupenda, la otra opción son cinco días más andando.
El día que vine de la emoción ni me di cuenta, pero ahora pensando, cuando fuimos a despegar la azafata iba a mi lado y lo primero que hizo fue sonreir y lo segundo santiguarse, pero coño si aquí son todos budistas, o me ha tocado la única cristiana del país o está rezando a todos los dioses que conoce. Te dan unos pedazos de algodón para los oidos, es que los motores suenan bastante. El vuelo es entre montañas muy altas y si miras por la ventana las ves a unos pocos metros.
Bueno sigamos, el avión era el mismo que utilizaron para rodar una de las películas de Indiana Jones, sí en uno de esos que cuando sale en las películas quieres volar en uno y que cuando estas sentado en el, estás buscando la cámara de inocente, inocente. Y los pilotos, eran dos, tenían pinta de ser colegas porque se miraban y se reían. Creo que eran los mismos pilotos de las películas americanas, que cuando necesitan al mejor piloto para algo muy complicado en medio de una guerra, van a buscarlos a un puticlub y los encuentran totalmente borrachos, pero en asiático. Nunca he entendido con la borrachera que les encuentran, que están al día siguiente como una rosa y haciendo chistes de aviones estrellados. Pero vamos teniendo en cuenta que el vuelo sale a las 6.15 de la mañana, estos vienen de copas seguro. La puerta de los pilotos está abierta, para qué cerrarla, yo creo que si les caes bien o te apuestas algo con ellos, son ellos mismos capaces de estrellarlo contra el edificio que les digas.
Bueno me voy a la cama que como os imaginaís me espera una mañana interesante. Intentaré grabar el vuelo para que lo entndáis mejor, bueno realmente voy a intentar que me dejen pilotarlo.
Ya os contaré.

Santi

Om Mani Padme Hum

Om Mani Padme Hum, Om Mani Padme Hum, así 100 veces y vuelta a empezar. Hoy he conocido un Lama, uno de los de verdad. Ya hemos empezado a bajar y hemos parado a tomar un té, lleva todo el día nevando, es una pena porque no veo el paisaje, pero así pienso en mis cosas. Hemos parado en una casa que me ha recomendado Kalam y lo primero que he hecho ha sido entrar hasta la cocina, cosas de familia. Namaste, que cocina más bonita tiene señora, es lo primero que he dicho y era verdad, a mi también me gusta cocinar he continuado y en ese momento ya ha puesto cara rara pero ha sonreido, era muy maja. La vivienda tiene tienda y pregunto si puedo pasar por medio de toda la casa y toda la familia para no tener que salir a la calle. Venden queso de Yak y pregunto si me pueden dar a probar un trozo, me dan un trozo y la verdad es que está bueno, pido más y empiezo a mirar collares, evidentemente acabo comprando. Vuelvo cerca de la cocina y me sientan al lado de un Lama, al principio no me doy cuenta porque lleva un plumífero (como todo el mundo), está leyendo un libro o mejor dicho unas hojas sultas que parecen muy antiguas, creo que está rezando a la vez. Lo primero que pienso es en preguntar si se puede comprar el libro, para una persona que seguro que le gusta, pero inmediatamente pienso que seguramente sea una falta de respeto y que seguro que él le saca mejor partido. Acaba de leer, me mira y sonríe, acabamos comiendo queso de Yak y tomando té con leche o mejor dicho leche con té. Ve mi collar lo coje y creo que lo que hace con el es bendecirlo y después me lo devuelve, ahora mismo lo llevo puesto y eso que creo que me puede llegar hasta los pies; pero es de los buenos, de los de verdad. Este collar es para mi.
Lo que están cocinando tiene una pinta estupenda, pero en estos momentos hay algo en el próximo pueblo que me llama más la atención. Una ducha. Si, llevo 11 días sin ducharme en condiciones. Por fin llegamos, subo  a mi habitación y les cierro la puerta en las narices a Kalam y al del hotel y me quedo mirando el cuarto de baño. He vivido muy bien desde pequeño, he estado en casas maravillosas y en hoteles realmente buenos, pero en este momento, este cuarto de baño es el mas bonito que he visto. No sé que se sentirá en la noche de bodas, nunca me he casado, pero creo que lo que he sentido debe ser lo más parecido. He colocado ropa limpia sobre la cama y me he mentalizado de lo que iba a pasar. Entro al baño, con chanclas, por supuesto y veo un espejo, me miro y pienso, que mala pinta tienes, das asco y además estas muy delgado. Bueno seguimos, me empiezo a duchar y la sensación que tengo al sentir el agua caliente es……..la felicidad más absoluta. Me he duchado 3 veces (de verdad), me he afeitado, he inundado el baño y he dajado al hotel sin agua caliente. Dios que maravilla.
Me he puesto ropa limpia y la sensación es de ser el tío más feliz del planeta.
Bueno me voy a comer, bajo y está esperándome Kalam, le digo que lo siento mucho pero que tengo que buscar un ordenador porque tengo que trabajar, me enseña uno del hotel y le digo directamente que ese no me sirve. Ahora que yo no huelo, no voy a olerle a él, lo siento pero así son las cosas.
Me quedan uno o dos días de trekking dependiendo de la climatología y de si puedo cambiar los vuelos. Sí ya echo de menos la civilización. Como me he encontardo bien durante todo el trekking y la climatología ha acompañado, he podido reducir el número de días y voy a invertirlos en ir a Pokhara, para ver más montañas y otras cosas, tal vez un rafting. Ya tenía otros días reservados para Kathmandú, así que ya os contaré. aún me quedan otros 10 u 11 días de viaje.

Namasté a todos, estoy bien, muy bien y os echo de menos.

Santi.

Gokyo, Chola y Kala Pattar

Como se nota que hay menos ganas de escribir, estos últimos días han sido los más duros y también los más espectaculares. Gokyo, el paso de Chola y el Kala Pattar. He estado en sitios en los que a mi alrededor había 20 ó 30 picos de 6000, 7000 y 8000 m. de altura.
Para llegar a esos sitios hay que subir hasta lugares bastante altos y no os podéis ni imaginar lo despacio que se sube a 3500, 45000 y cerca de 6000 m. de altura. Mejor así, se disfruta y se valora mucho más el paisaje.
No he tenido ningún problema por la altura, ni dolores de cabeza, ni vómitos ni por supuesto edemas pulmonares, en parte gracias a la suerte y sobre todo por la buena organización y planeamiento de mis amigos de Trekking y Aventura, el llevar más de 30 años viniendo aquí debe de tener sus beneficios. Si hubiera sido por mí, hubiera subido más rapidamente y seguro que hubiera tenido problemas o hubiera tenido que acabar bajando o soportando dolores de cabeza o cosas peores.
Lo cierto es que gracias a ellos estoy aquí y en especial por alguien en particular.
Ultimamente cuando iba de viaje volvía bastante decepcionado y algo triste, porque viajar ya no me aportaba lo mismo que antes, bueno pues Nepal me ha devuelto de golpe todas las esperanzas, siguen quedando en el mundo lugares sorprendentes que visitar.
Bueno en estos días que se camina entre 7 y 10 horas diarias a más de 5000m. de altura, lo que quieres hacer es meterte en el saco a descansar un rato. Los días anteriores aunque son muy buenos, son para prepararse para estos días y ha merecido la pena hacerlo bien. Aquí en Nepal pasa algo muy curioso, a primera hora de la mañana está totalmente despejado y poco a poco a media mañana se va nublando por completo, así todos los días o almenos eso he vivido, por tanto hay que madrugar bastante y bastante temprano se termina.
Yo decidí hacer este viaje solo por varios motivos, pero para ser sincero es que decidí hacerlo cuatro días antes de coger el vuelo y en marzo encontar a alguien que disponga de 25 días para hacer un trekking por Nepal es bastante complicado, así que ni lo intenté.
Pues bien, pienso que este es un viaje para compartirlo, he conocido durante este viaje personas de muchas nacionalidades diferentes y de las que guardo grandes recuerdos, pero este viaje es para hacerlo con amigos, pareja, familia o con desconocidos. Para eso montamos yporquenosolo, para viajes como este, para no tener que hacerlo solo y poder realizarlo con personas como nosotros que por algun motivo no encontramos con quién hacer este u otros viajes. Sé que es publicidad, pero es sincera.
Al terminar tan temprano queda mucho día por delante y Nepal y lo que estamos haciendo aquí, invita a hablar, a compartir sensaciones y que coño, apetece hacerlo en español y con gente con la que vamos a pasar unas cuantas horas.
Si de todas formas queréis hacerlo solos del todo, adelante es espectacular y una gran experiencia., pero traeros un libro, yo no supe ponerme de acuerdo conmigo mismo en el aeropuerto y no compré ninguno, cosas de la prisas.
De una manera u otra, os recomiendo este viaje.

Saludos.

Santi.

Qué frío anoche.

Hay dos tipos de combustible: madera en los lugares”bajos” y excrementos de yak en los altos. Los yak son una especie de vacas que pueden vivir muy alto, aquí los hay por todas partes. Parece mentira pero sus excrementos funcionan muy bien y no huelen a nada.
Cuando hablamos de calefacción hablamos de una sola habitación en todo el lodge, normalmente el comedor y lugar de reunión de todos nosotros. El resto es como estar más o menos en la calle, no hay aislantes, ni ventanas buenas, ni nada de nada y ahora que estamos en primavera no se está mal, pero esto en invierno tiene que ser la hostia, pero os cuento.
Ayer una alemana me dijo, hoy no está mal, 2 grados en la habitación, pero vamos a hablar de la noche anterior.
Entré en mi habitación y vi que no tenía manta, dije: no importa con el saco vale. Un par de horas después me puse calcetines, un ratito más tarde otra camiseta térmica, para acabar con pantalones térmicos y forro polar. Tras mucho sufrir amaneció y salí corriendo del saco. Otra cosa, bebemos unos 3 o 4 litros entre té agua o café diarios. Imaginaros una vez que estás calentito dentro del saco que te entren ganas de ir al baño, que puede que esté en la calle y bastante lejos. He meditado el dormir con una botella vacía.
Volvamos al tema, me tomo un té y empiezo a entrar en calor, bueno vamos a lavarnos un poco. Intento abrir el grifo y está congelado, estamos en la calle, mi porteador que lo ve me dice que espere un momento y aparece con una palangana de agua caliente para tratar de descongelarlo, recuerdo en un par de días atrás y le digo que traiga más agua, me voy a duchar allí mismo. El agua caliente cuesta dependiendo del tamaño de la palangana entre 2 y 5 euros. Voy a coger el gel y la pasta dedientes. ¡¡¡Están congelados dentro de mi bolsa!!! Me aseo, me lavo los dientes y se me congela el pelo, me voy a desayunar.
Al poco rato sale el sol, nos ponemos a caminar y otra vez todo perfecto. Por cierto estos días duermo con las baterías de la cámara, video, teléfono, dentro del saco, es para evitar que se descarguen con el frío, aquí recargar es una movida y caro.
Mañana tenemos un día duro, por eso esta mañana estábamos descansando y he decidido lavar algo de ropa, creo que finalmente voy a llegar con toda limpia. Bueno con todo limpio y congelado, porque a los pocos segundos de terminar de lavarlo, bueno al final me lo ha lavado Kalam porque pensaba que me quedaba sin manos, se ha congelado.
Lo he doblado todo con cuidado para que no se rompiera y lo he puesto en una bolsa de rejilla fuera de la mochila, tenemos que andar unas horitas hasta el próximo lodge.
Estoy exagerando un poco, pero todo cuanto cuento es verdad. Hay momentos en los que hace bastante frío, pero se está bien (si te mueves).
En algún momento os contaré lo que pensaba cuando Kalam me lavaba la ropa y era lo siguiente. ¿Kalam, porqué no te metes en la palangana? ¡Yo pago!

El precio de las cosas

Sencillamente aquí las cosas valen lo que pesan. Cualquier cosa que veas ha tenido que ser transportada por alguien durante muchos kilómetros. Sólo tienen lo verdaderamente imprescindible o lo que nos pueden vender a nosotros. No hay ninguna máquina, ni carretera, ni coche, ni moto, todo es transportado por porteadores o animales. Un porteador puede llegar a cargar hasta 140 kilos y las mujeres hasta 95, pero normalmente no llegan más de 70 y no creo que ninguno de ellos pese más de 55. Lo curiosos del temea es la inclinación de los caminos y la altura hasta la que lo suben. Cualquier cosa que veas viene de muy lejos y con mucho sudor.
El otro día vimos una máquina de hacer pizzas y nos dijo el dueño que hicieron falta 20 personas para llevarlo, cruzando montañas, ríos y de todo. Los aviones o helicópteros son para los turistas o montañeros, no son para llevar comida, ni sillas, ni baterías, ni bombonas de butano ni nada.
Ayer pedí una servilleta y está claro que aunque no pesa, ocupa espacio. Aquí siempre hay alguien transportando algo, ya sen patatas, piedras, té o mochilas de turistas, bueno hoy he visto como trasladaban a una japonesa.
No sé si debo contar lo siguiente, pero si nos estamos sincerandoo hagámoslo del todo. Hoy durante la caminata he sentido algo en la tripa, he pensado en el wc del lodge y he dicho ¡pero qué coño!, me giro y pregunto a Kalam si habría algún problema si…. Creo que todavía debe de estar dándole vueltas a la cabeza por mi pregunta., los blanquitos les debemos de hacer preguntas muy raras de vez en cuando.
Me distancio, busco un buen lugar, sé perfectamenet que no va a aparecer nadie y me pregunto en que dirección mirar, tras un buen rato me decido por el Cho Yu de más de 8000 m., no es la más bonita pero si la más famosa. esto es como, creo que la historia es así,… la primera vez que Ava Gardner vino a España, hubo un famoso que la cortejó, al cabo de un rato el de recepción del hotel vé que sale corriendo y le pregunta, ¿señor dónde va? A lo que este le respondió, ¿dónde quiere que vaya?, ¡a contarselo a mis amigos!. Esto aunque más escatológico es lo mismo, amigos míos, hoy he estado en el mejor cine del mundo en altísima definición y baño incorpodaro, viendo un reportaje del Cho Yu.
Tras reanudar la marcha mucho más contento y cómodo, de repente una avalancha en el Cho Oyu, espectacular, tan sólo espero que no hubiera nadie en medio.
Hay ciertos momentos y en ciertos lugares en los que cuanto menos esperas que pasen cosas, más te sorprenden cuando pasan, aquí esperas poco y pasan muchas, algunas que allí no apreciamos como la sonrisa de un niño, o que una anciana venga a darte un dulce, o que todo el mundo te salude y otras como abrir la ventana de un hotel sin baño, ni electricidad, ni agua caliente y tener las vistas más increibles del mundo, o ir caminando y tener enfrente el Everest o tener el baño con las vistas mas bonitas del planeta.
En estos momentos estoy comiendo, pido a casi 5000m. unos rollitos vietnamitas de vegetales y me traen el mayor rollito que he visto nunca. Está buenísimo, menos mal que no me han preguntado cuantos quería. El rollito me recuerda a alguien, le hago una foto y sonrío.

Santiago.

Un río, una palangana y las estrellas.

Hoy ha amanecido todo nevado, gracias a Dios que sólo han caido dos dedos. Se puede caminar sin problema y está todo aún más bonito.
Son las 5.30 de la mañana y como está despejado vamos a ir a ver la salida del sol enfrente del Everest. Esto es increible. Hace frío y como Kalam de ha olvidado las gafas de sol y el resplandor de la nieve le molesta, nos bajamos a desayunar. Dos huevos fritos bien hechos con tostadas.
Mi barba ya me molesta y llevo varios días sin ducharme y si hay algo que no llevo bien es sentir la cabeza sucia. Ayer cuando vi la cara que pusieron cuando dije que si la ducha funcionaba bien con agua caliente, desistí. Lo entendí todo perfectamente cuando cenamos todos juntos alrededor de una pequena estufa con un sólo tronco. Aquí la leña es muy muy cara. De repente me preguntaron si en España la calefacción es igual y no supe que contestar.
Bueno volviendo al tema anterior, mi cabeza. Pregunto si me pueden dejar algo de agua caliente para afeitarme y lavarme la cabeza, no hay problema y consigo una palangana con agua caliente y otra con agua fría. Me voy afuera con ellas y a pecho descubierto, os recuerdo que está todo nevado empiezo a afeitarme. Que bien me encuentro, no tengo espuma de afeitar y tira bastante, pienso que ya que estamos porqué no pedir una navaja o cuchillo y afeitarme con los antiguos vaqueros, lo pienso mejor y desisto. Más adelante me lavo la cabeza, Dios que maravilla.
Finalmente tras despedirnos de la familia empezamos a caminar, por fin se ha terminado el día de la marmota, está todo nevado, hace un día espectacular y el paisaje es el más bonito de todos los días. Un poco más adelante empezamos a subir por un sitio con mucha mucha inclinación, al principio no me gusta nada (tengo un poco de vértigo) pero cuando me tranquilizo un poco empiezo a darme cuenta de donde estoy. Seguimos por un camino en subida bastante suave hasta que llegamos a un alto y las vistas son espectaculares.
Nos tomamos un par de tés, hago mil fotos y vídeos y empezamos a bajar. Bajamos por un bosque lleno de árboles de todos los tamaños, sí a 4000 m. de altura, hasta el final del valle, es decir muchos metros, hemos parado unas 10 veces para ver el paisaje y tomarnos un sandwich. Tras más de una hora de bajada ahora nos toca subir, tenemos más de dos horas de subida, muy muy despacio, se nota la falta de oxígeno. Toda la subida está llena de cascadas de hielo, todo tipo de árboles e incluso algunos animales y por supuesto más montañas. He visto muchas montañas en mi vida, pero no como estas. Al final llegamos a Dole, nuestro lodge es el más bonito, las paredes de las habitaciones son exactamente iguales a las que construyo el primero de los tres cerditos, no tienen más de 2 cm. de espesor, pero te asomas a la ventana y no te lo puedes creer. ¿Cuánto costaría en Europa un hotel con esas vistas?
¿Hay cuarto de baño en la habitación? pues no, ni fuera de el tampoco, hay una taza por planta y para que querer más. La ducha a cubos en la calle.
En el hotel estamos un matrimonio austriaco (encantadores), tres neozelandeses que vienen por separado, dos koreanos, un sudafricano, una tailandesa, nuestros guías y porteadores nepalies y yo. Todos somos amigos.
Tras la cena salgo afuera con mi frontal, hace frío, lo apago y miro el cielo. Hacía mucho tiempo que no miraba las estrellas, ya me lo aviso alguien muy especial hace poco tiempo y me doy cuenta que hay algunas estrellas que se encuentran en el mismo sitio que cuando las miraba en casa, solo que estas hoy brillan más o eso creo. Estoy un buen rato, pasa una estrella fugaz y pido un deseo. Parece que mañana hará buen día.
Me voy a la cama, me meto en el saco que me ha dejado Antonio y escucho el ruido del río que pasa junto al hotel. Las ventanas son de juguete y pienso en abrilas, total hace el mismo frío que fuera y así hago. Hoy ha sido un día maravilloso, tan sólo pienso que me hubiera gustado que gente a la que realmente quiero hubiera visto lo que yo.
Es como si el río estuviera dentro de mi habitación.

Santiago.

Día de Aclimatación

Hoy tengo que quedarme quieto para aclimatar. Se hece para no tener problemas en altura y poder seguir subiendo. El cuerpo tiene que fabricar más glóbulos rojos, para contrarestar la falta de oxígeno. También es para evitar edemas pulmonares.
Ayer me recomendaron madrugar para ir a ver unas buenas vistas del Everest, junto a un hotel usado normalmente por japoneses. Es un hotel con un encanto especial y super decadente. Si alguien pasa por aquí almenos que pare a desayunar, comer o tomar un té en su terraza. Hay un pequeno collado al lado, que por detrás tiene un valle con un desnivel de unos 1500m. y enfrente está el Everest, el Khamserku, el Amadablam y otros muchos picos, es decir espectacular. Por muchos monumentos o ciudades que construyamos, nunca haremos nada parecido. La pena es que estaba algo nublado, luego o mañana volveremos.
Antes de bajar al hotel para desayunar he recordado que llevaba algo de pan y chorizo de pamplona en la mochila. A Kalam mi porteador, le gusta el chorizo, el jamón, el salami, el salchichón, por lo que mis subsistencias van a durar poco; pero da gusto verle comer un bocadillo de chorizo.
Hay un pueblecito cerca que se llama Khunde, hemos ido y visitado su hospital y Monasterio. Tras verlo todo y dar varias vueltas por el pueblo y el nuestro también, deben de pensar que he perdido algo y lo estoy buscando, he mirado el reloj de Kalam y sorpresa las 10 de la mañana. Hoy el día va a ser largo, está nublado y para que os hagaís una idea el estar nublado es como estar en casa en invierno, lloviendo, sin poder salir, ni quedar con nadie, sin libros y con la televisión rotra.
Bueno volvamos al hotel a tomarnos otro té y de repente sorpresa, unos chicos jugando al volley (video adjunto). Al final hemos montado un partido de tres para tres, en una red peculiar, (tengo que comentárselo a Pedro amigo y entrenador) para que les mande una red en condiciones, Kalam sorprendentemente también sabe jugar, yo llevaba años sin jugar, pero de pequeño jugaba y entrenaba todos los días, eso sí se notan los 4000 m. de altitud, pero al final hemos solventado la mañana.
Hemos ganado, por primera vez en mi vida, era el jugador más alto del partido. Y además parece que empieza a despejar.

Santiago

Viaje al interior de uno mismo.

Con la excusa de tener que viajar por motivos de trabajo, estoy en estos momentos en Nepal. Pensaba realizar este viaje con un grupo y en octubre, pero…
De vez en cuando la vida da unos cambios o giros inexplicables y ahora me encontraba en uno de ellos. Es en estos momentos en los que cualquier decisión puede modificar o influir en el resto de nuestras vidas.
De repente alguien me dijo que porqué no me marchaba de viaje y aclaraba mis ideas. Sólo se me ocurría un destino Nepal y sentía que no era el momento. Al día siguiente al llegar a la oficina, tenía los horarios de los posibles vuelos en caso de querer irme y tres programas distintos de trekking que poder realizar. Era jueves, el martes siguiente por la mañana estaba cogiendo un vuelo con destino Kathmandú vía Doha. Mi compañero de viaje sería un porteador nepalí, de nombre Kalam. 25 días de viaje caminando entre las montañas.
Esto es increible, he viajado por todo el mundo y esto es diferente, especial, auténtico, desde el primer momento que llegué a Kathmandú sentí algo especial.
Hoy me encuentro en un pueblo llamado Khumjung a unos 4000 m. de altura, voy a pasar dos noches aquí aclimatando para no tener problemas con la altura. Hoy no he visto a ningún occidental, soy el único cliente del hotel y me tratan como si fuera uno de la familia, es decir como y ceno en la cocina con ellos. Es el único lugar del hotel calentito, la vida aquí es dura pero no paran de sonreir. Las vistas del hotel, son las mejores que he visto en mi vida, aunque ahora está nublado y solo puedo pensar y escribir. Tanto tiempo pensando en uno mismo es complicado, pero necesario.
Creo que estoy haciendo dos viajes, uno por Nepal y otro al interior de mi persona. Estoy empezando a notar que hacía mucho tiempo que no me sentía a mi mismo.
Sinceramente os recomiendo este viaje a Nepal.
Hoy he visto por primera vez en mi vida el Everest.

Sí, es increible, no hay carretras, ni televisión, ni coches ni nada, pero funciona internet.
Os mantendré informado.

La montaña de la derecha es el Amadablam y la que está cubierta por las nubes, el Everest.

Santiago.